Saltar al contenido

cuento de los tres cerditos

El cuento de los tres cerditos, los tres cochinitos o los tres chanchitos es una conocida fábula clásica, popular y tradicional extendida por todo el mundo. Su aparición data del siglo XVIII, aunque su autor es anónimo. Un cuento que nos enseña la importancia de poner esfuerzo en todo lo que hagamos.

Hay diferentes versiones de la famosa historieta de los 3 cerditos y el lobo feroz, incluso películas, y dibujos animados, aunque se desconoce cuál es la versión del cuento original. La versión reescrita del libro por Adivinanzas10.com en 2022 es el cuento para niños completo, pero corto y resumido. Genial para leer a la hora de dormir o usar en la escuela de infantil y primaria, gracias a sus fantásticas imágenes e ilustraciones.

Puedes leer el resumen del cuento clásico escrito en nuestra web, o descargar la versión para imprimir en pdf de la historia.

cuento de los tres cerditos para imprimir

Los 3 cerditos

Érase una vez una pequeña familia de tres cerditos, todos ellos eran hermanos y vivían en una casa adentrada en el enorme bosque, lleno de árboles altos y maravillosas flores.

Era un lugar verdaderamente hermoso, en el que la familia había construido un hogar feliz y sin ningún tipo de miedo o inquietud.

Por desgracia, la calma y la paz se vieron quebrantadas por la presencia de un feroz lobo que había comenzado a frecuentar dicho bosque. Por ello, cada uno de los cerditos decidió construir su propia casita para protegerse del terrible lobo que acechaba el bosque.

El primero de los hermanos, era el cerdito más perezoso de todos. De hecho, a menudo solía discutir con sus hermanos porque no quería colaborar con las tareas. Llegado el día de levantar su nuevo hogar, el cerdito perezoso decidió levantar su casa a base de paja, ya que era la opción más rápida y fácil de todas.

Una vez acabada su nueva cabaña, se fue tan feliz a recoger algunas frutas de los árboles del bosque y a fastidiar a sus otros dos hermanitos que apenas habían empezado a levantar sus nuevos hogares.

cuentos tres cerditos resumido

El segundo de los hermanos, consideró que la mejor opción era construir su casa con madera del bosque, el cerdito pensó que era una opción mucho más robusta que la casita de paja y que, además, no tardaría mucho en levantar su nuevo hogar.

Tras acabar de construir su casa de madera, se fue a celebrarlo con su hermano de la casa de paja.

El tercer hermano, a diferencia de los otros dos cochinos, era un cerdito al que le gustaba mucho trabajar y dejar las cosas bien hechas. Tuvo la gran idea de levantar su casita a partir de ladrillos.

Sus hermanos se reían de él, pues pensaban que no podría acabar la casa a tiempo y se quedaría sin frutas, pero al cerdito no le importó, él solo quería un hogar seguro para resguardarse del lobo feroz. Así que, construyó una casa de ladrillos muy resistente que tenía hasta chimenea de leña para el invierno.

Una vez que acabaron los tres cerditos de construir sus casas, festejaron juntos como buenos hermanos por todo lo que habían trabajado ese día. Incluso, entre carcajadas comenzaron a canturrear:

“¡El feroz lobo no podrá comernos! ¡No logrará entrar!”

Entre cántico y cántico, el lobo escucho como se reían de él en sus canciones y se enfadó, a lo que decidió ponerle fin. Fue acercándose poco a poco a ellos, y de pronto, saltó rugiendo y gritando:

“Cerditos, ¡Os comeré uno a uno hasta que no quede ni una pezuña vuestra!”

Los 3 cerditos corrieron espantados a cada una de sus casas y cerraron bien las puertas pensando que nada les podría suceder ahí dentro. El lobo, decidido, fue a por ellos, comenzó a caminar hacia la casita de paja del primer cerdito, y le dijo:

“¡Abre la puerta! ¡Si no lo haces, acabaré con tu casa cerdito!”

El cerdito ignoró por completo su amenaza, por lo que, el lobo, enfadado, comenzó a soplar con todas sus fuerzas y de un soplo, la casa de paja cayó al suelo fácilmente. El cerdito al verse desprotegido huyó hacia la casa de madera de su hermano.

cuento de los tres cochinitos

El lobo iba aumentando su enfado, a la vez que sus tripas rugían de hambre, y les dijo:

“¡Soplaré y soplaré, y esta casa también derribaré!”

Así mismo hizo y cada uno de los tablones se derrumbaron, dejando la casa irreconocible. Entonces ambos hermanitos salieron corriendo de nuevo a buscar refugio en la casita del tercer hermano, su última oportunidad.

El terrible lobo estalló en ira y comenzó a correr hacia la casa de ladrillos, y sin dar aviso previo, sopló con todas sus fuerzas. Sopló y sopló hasta que no pudo más, ni un solo ladrillo se movió de su lugar.

Pero el lobo era realmente testarudo, así que ideo un plan mejor ¡Colarse en la casita a través de la chimenea!

Comenzó a trepar las paredes hasta que llegó al tejado y dejó que su cuerpo se deslizara por la chimenea. Pero una sorpresa le aguardaba, pues los hermanitos habían puesto un enorme caldero con agua hirviendo para cocinar una sabrosa sopa.

Cuando el lobo bajó por la chimenea, cayó al caldero y gritó:

¡Auuuuuuuuuu!

¡Todo el bosque escucho su aullido de dolor mientras huía de la casa de ladrillo! Avergonzado, jamás volvió a aparecer por aquella parte del bosque.

Los dos primeros cochinos reconocieron al tercero cerdito los frutos de su duro trabajo y le agradecieron que los protegiera en su casa de ladrillo.

Éste, a su vez, les dio una valiosa lección a sus hermanitos, la moraleja de este cuento es que la pereza no lleva muy lejos a nadie.

Y así fue como los otros cerditos decidieron dejar la pereza a un lado, trabajar duro y construirse una resistente casa de ladrillos, en la que vivieron contentos y seguros por siempre.

cuento de los 3 cochinitos

cuentos infantiles cortos