Saltar al contenido

Si navegas por nuestras categorías descubrirás que hasta las adivinanzas más sencillas se convierten en auténticos acertijos para los adultos, en esta categoría hemos querido recopilar las adivinanzas para mayores que estimularan la lógica e inteligencia de las personas mayores.

Adivinanzas clásicas que te harán comerte el coco para acertarlas como las que te contamos en el post de adivinanzas para adultos, algunas parecen incluso adivinanzas verdes, pero no son otra cosa que juegos de adivinanzas para la lógica y el aprendizaje.

¿Te atreves con estos acertijos para adultos mayores? Adivinanzas lógicas para el desarrollo intelectual de las personas mayores, aportando numerosos beneficios para su salud.

Son muy útiles como actividades de terapia ocupacional si trabajas en un centro de la tercera edad o ancianos, si deseas pasar un rato divertido en familia con tu abuelo o abuela, o para ti mismo que quieres poner a prueba el intelecto y la memoria.

adivinanzas clasicas
Imágenes con adivinanzas

Adivinanzas para mayores

Estas adivinanzas clásicas de toda la vida son las que denominaríamos también como adivinanzas de abuela o adivinanzas populares, aquellas que perpetúan en la sabiduría popular de las culturas, de generación en generación en las familias y que nos hacen volver a la niñez, trabajando así la memoria.

Adivina, adivinanza, ¿Cuál es el bicho que pica en la panza?

Ella llega sola en la oscuridad y cuando amanece, con la luz se va.

Si le das comida vive, pero si le das agua lo matarás.

Órdenes da, órdenes recibe, algunas autoriza y otras las prohíbe.

Dos hermanos sonrosados, juntos en silencio están, pero siempre necesitan separarse para hablar.

Tengo patas pero no camino, un lomo fuerte pero no trabajo, un asiento pero no me siento.

Se parece a mi madre, pero es más mayor, tiene otros hijos que mis tíos son.

La hermana de mi hermana, que no es mi hermana. ¿Quién es?

Es el padre de una madre, que aún siendo mi madre, ese mi padre no es. ¿Quién será?

Me muevo en circulo y siempre avanzo sin quejarme.

Si me miras a la cara, no me puedes ver. Te miraré a los ojos y nunca mentiré.

Tiene una boca, pero no habla. Tiene un lecho, pero no duerme.

Siempre lo podrás escuchar, pero jamás ver.

¿Cuál es animal que tiene parecido a una montaña?

Pega solo cuando está en lo alto del cielo.

Delante de quién todos se quitan el sombrero o la gorra.

Tiene dientes, pero nunca come.

No soy pájaro pero puedo volar. Llevo gente de uno a otro lugar.

Adivinanzas populares

Con estas adivinanzas populares españolas todos hemos crecido en nuestra niñez, no importa en qué año viniéramos al mundo. Sabiduría popular del pueblo español que nos acompaña cada generación en todas las familias, a veces denominadas como adivinanzas cultas según el libro “Adivinanzas populares españolas: estudio y antología” e incluso adivinanzas de pastores.

Estas adivinanzas populares con respuestas son perfectas para personas mayores de la tercera edad, pero también como adivinanzas para niños.

adivinanzas populares
Adivinanza popular española

Arca cerrada de buen parecer, no hay carpintero que la sepa hacer.

En lo alto vive, en lo alto mora, en lo alto teje, la tejedora.

De bronce el tallo, las hojas de esmeralda, de oro el fruto, las flores de plata. – Adivinanzas de frutas

Traca que traca tras la petaca.

Nico, Nico y su mujer. Tiene cola, pies y pico, y los hijos de Nico, Nico, ni cola, ni pies, ni pico.

¿Cuál es aquel poderoso que desde Oriente a Occidente es conocido y famoso? A veces fuerte y valiente; otras flaco y temeroso.

Qué cosa y cosa, diez piedras que llevamos todos a cuestas.

Mi madre es tartamuda, mi padre es cantaor, tengo blanco mi vestido y amarillo el corazón.

¿Cuál será aquel animal que rebuzna y no es borrico, que en la cara y el hocico y en el cuerpo es todo igual; que trabaja irracional y lo que come merece, tiene de burro la cara, no es borrico y no parece?

Un ala avanza pero no es ave, ¿Quién no lo sabe?

Uno larguito, dos más bajitos, uno chico y flaco y otro gordonazo.

De Lucas se quita el cas y de Isabel el postrero, y es el nombre de la dama con quien tuve amor primero.

Sol empieza, edad ya tengo, ¿Cuál es mi situación?

Adivina adivinanza, qué tiene el Rey en la panza.

Una dama muy hermosa, con un vestido de oro, siempre volviendo la cara de un lado o el otro.

¿De qué color es el caballo blanco de Santiago?

En aquella cueva hay una espada desenvainada; que llueva que no llueva, siempre está mojada.

Verde en el campo, negro en la plaza y colorado en la casa.

¿Cuál es aquella virtud, tan perfecta y sublimada, que es cielo su morada y de tanta beatitud que sin ella todo es nada?

¿Quién es la que vuela y alas no tiene; quién es que construye y manos no tiene porque siquiera cuerpo propio tiene?

Todo el mundo lo lleva, todo el mundo lo tiene, porque a todos les dan uno en cuando al mundo vienen.

Una vieja va por brevas y las coge sin mirar, blandas, duras, chicas, grandes y de Dios viene “enviá”.

Tú que lo tienes, téntelo tú; yo te lo gasto más que tú.

¿Qué cosa es que mientras más grande menos se ve?

Una pregunta tan fácil sabiéndola preguntar: ¿qué planta se va a regar cuando la van a cortar?

Son dos hermanas, mentira no es; la una es mi tía, la otra no lo es.

Recojo frutos sin siembra, mi tractor suele bailar; por el campo en que trabajo nadie puede caminar.

Tamaño como una nuez, sube al monte y no tiene pies. –Adivinanzas de animales

Acertijos para adultos mayores

¿Eres de los que piensa que las adivinanzas son solo cosas de niños? Es hora de cambiar de idea porque las adivinanzas para mayores existen y son todo un reto.

Son esos acertijos que nos pondrán de cabeza en cualquier reunión de amigos y que también son capaces de sacarnos unas cuantas sonrisas, por lo que valen la pena tenerlas a mano para compartir como adivinanzas de familia.

Y como nuestra misión es que accedas a lo que necesitas con total facilidad aquí te dejamos una buena cantidad de adivinanzas para mayores con respuesta.

Adivinanzas populares españolas

Así como las adivinanzas para niños tienen sus beneficios, las adivinanzas de mayores también los tienen y tú puedes aprovecharlas para:

  • Establecer relaciones entre características y objetos.
  • Fortalecer la memoria y la capacidad creativa.
  • Practicar gimnasia cerebral, también con las adivinanzas matemáticas.
  • Jugar en fiestas de temáticas variadas gracias a las adivinanzas clásicas de la cultura española.
  • Aplicar un toque de humor en alguna cita especial con las adivinanzas buenísimas.

Pero espera, porque no solo se trata de lo anterior, sino que las adivinanzas para ancianos también ayudan a pasar un buen rato de forma individual, mientras vas en el bus, por ejemplo. 

¿Qué son las adivinanzas de doble sentido?

Como es lógico, las adivinanzas para adultos no tienen mucha relación con lo que comúnmente utilizamos para niños porque muchas son, de hecho, adivinanzas de doble sentido.

Y es que en esta fase de creación, lo que se busca es poner en marcha el trabajo del cerebro pero asegurando la máxima diversión.

Al final, aunque ya estemos un poco más grandes en edad, tenemos en común con los niños el insaciable deseo de divertirnos día tras día.